Pareja homosexual rusa pide asilo a Estados Unidos tras amenazas de la justicia. Foto/Ilustrativa

AFP

Una pareja de homosexuales rusos, que lograron adoptar a dos niños, pidieron asilo a Estados Unidos tras verse amenazados por investigaciones de la justicia rusa, anunció este jueves su abogado.

Andrei Vaguanov y Eugeni Erofeiev y sus dos hijos adoptivos se encuentran actualmente en Seattle, donde hicieron en septiembre una demanda de asilo, indicó a la AFP su abogado Maxim Olenishev.

Publicidad

"Les gusta la vida de ahí (Estados Unidos)", declaró Olenishev, de la oenegé Vyjod que ayuda al colectivo homosexual. Este abogado también defendió que los dos niños, de 12 y 13, años van a la escuela en Estados Unidos y que "su periodo inicial de adaptación está yendo bien".

La pareja y sus dos hijos se marcharon de Rusia durante este verano (boreal), después de que la justicia abriera una investigación por "negligencia" contra los empleados de los servicios sociales de Moscú que autorizaron a los niños que vivieran con la pareja homosexual.

Publicidad

Los responsables de la investigación, abierta después de que uno de los niños dijera a un médico que su padre adoptivo vivía con otro hombre, acusan a la pareja de promover entre los chicos "ideas deformadas sobre los valores familiares, vulnerando su salud y su desarrollo moral y espiritual".

Los dos hombres comparecieron ante la justicia rusa como testigos, pero corren el riesgo de que les retiren la paternidad de sus hijos, según su entorno.

La policía rusa también interrogó a personas cercanas a la pareja y registró su domicilio tras su marcha a territorio estadounidense.

La adopción por parejas gais no está formalmente prohibida en Rusia, dado que el matrimonio homosexual es ilegal en este país. Moscú prohíbe, asimismo, las adopciones por parejas de homosexuales extranjeros y por personas que no estén casadas procedentes de un país en que esté legalizado el matrimonio homosexual.

La minorías sexuales sufren un trato discriminatorio en Rusia, donde la homosexualidad era considerada como un crimen hasta 1993 y una enfermedad mental hasta 1999.

Una ley rusa adoptada en 2013, sanciona la "propaganda homosexual" entre los menores de edad, un concepto ambiguo que permite a las autoridades prohibir las manifestaciones en defensa de los derechos LGBTI.

Publicidad

Publicidad