AFP

A través de programas de ayuda y contención, la presencia de la Iglesia evangélica, encabezada por los pentecostales, es cada vez más visible entre los argentinos, agobiados por una brutal crisis económica con un índice de pobreza que alcanzó al 35,4% de la población.