El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva

EFE

La noticia se regó como pólvora y a medida que pasaban las horas la izquierda latinoamericana celebraba de manera unánime la esperada libertad del expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, que salió este viernes de la cárcel después de un año y siete meses de pagar una condena por corrupción.

Lula, de 74 años, que al ser liberado de la prisión acusó a la Justicia, la Policía y al Estado brasileño de intentar "criminalizar" a la izquierda por los 580 días que permaneció encarcelado, dijo que "necesitaba resistir para luchar contra el lado podrido del Estado, de la Policía Federal, del Ministerio Público, de la Justicia".

Publicidad

Inmediatamente, el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, celebró en tiempo real la excarcelación y ponderó a Lula como un "líder humanista, antineoliberal y mundial".

"El pueblo venezolano está feliz y saluda la libertad de Lula (...) estamos compartiendo este momento de felicidad", dijo Maduro en un acto de Gobierno, que fue transmitido de manera obligatoria por todas las estaciones de radio y televisión de Venezuela.

Publicidad

El presidente venezolano se mostró sonriente, aplaudiendo y gritó varios "viva Lula" desde el palacio presidencial de Miraflores, mientras contemplaba las imágenes de la excarcelación en Curitiba, Brasil.

"El pueblo de Cuba celebra la libertad de Lula, tras 580 días de injusto encarcelamiento.#LulaLibre", también declaró el Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla vía Twitter.

Asimismo, el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, y la futura vicepresidenta, Cristina Fernández, celebraron que cese la "persecución" y la "privación ilegítima de la libertad" del exmandatario.

"Conmueve la fortaleza de @LulaOficial para afrontar esta persecución (solo esa definición le cabe al proceso judicial arbitrario al que fue sometido). Su entereza demuestra no solo el compromiso sino la inmensidad de ese hombre. ¡Viva #LulaLivre!", escribió en Twitter el líder del peronista Frente de Todos, que asumirá la jefatura de Estado el próximo 10 de diciembre.

Por su parte, Cristina Fernández, que está en Cuba visitando a su hija Florencia Kirchner, quien recibe allí tratamiento médico y que está procesada en varias causas por presunta corrupción durante su mandato, hizo referencia al "lawfare", un concepto usado para definir la supuesta guerra jurídica contra lideres opositores.

"Cesa hoy una de las aberraciones más grandes del 'Lawfare' en Latinoamérica: la privación ilegítima de la libertad del expresidente de la República Federativa de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva. #LulaLivre", afirmó la vicepresidenta electa.

Y desde Argentina también se expresó el exfutbolista argentino Diego Maradona quien aseguró que "se hizo justicia" con la liberación del expresidente brasileño.

En Paraguay, el expresidente Fernando Lugo (2008-2012), actual senador por la concertación de izquierda Frente Guasu, alabó en Twitter la "entereza" de Lula da Silva al soportar 580 días de cárcel y un "juicio vergonzoso".

"Querido compañero @LulaOficial, un juicio vergonzoso y 580 días en prisión no pudieron doblegar un centímetro de tu entereza y tu dignidad para seguir estando de pie al lado de tu pueblo", dijo.

Y en Uruguay, el Partido Comunista (PC) resaltó en un comunicado que se trata de "la victoria de la integridad y la decencia".

La formación integrada en la coalición izquierdista Frente Amplio (FA), que gobierna Uruguay desde 2005, expresó que "este momento sintetiza la victoria de la integridad y la decencia sobre la revancha de las oligarquías criollas y el imperialismo norteamericano".

Según el PC, "quisieron apartar a Lula de la vida política, pero no lograron más que convertirlo en una figura más gigantesca aún que antes de privarlo de su libertad", y agregó que el Partido Comunista uruguayo comparte "la emoción que embarga al pueblo brasileño", para la que "no hay palabras" que la transmitan.

Y a su vez el candidato presidencial del FA, Daniel Martínez, manifestó esta tarde su “inmensa alegría” ante la noticia y consideró que el líder del PT fue víctima de un “proceso vergonzante”.

Martínez dijo que se trataba de una “detención injusta”, que tenía “un móvil político”. “Igual que la destitución de Dilma (Rousseff) por un problema administrativo menor, como reconoció (Michel) Temer. Que se haga justicia con Lula, y ojalá que también con todo lo que fue un proceso vergonzante".

Finalmente, Bernie Sanders, senador y precandidato del Partido Demócrata de Estados Unidos a las elecciones presidenciales de 2020, también se expresó en Twitter.

"Como presidente, Lula hizo más que ningún otro para bajar los niveles de pobreza en Brasil y para levantarse por los trabajadores. Estoy complacido de que haya sido liberado de la cárcel, algo que, en primer lugar, no debió haber sucedido", afirmó.

Lula dejó la cárcel gracias a una decisión de la Corte Suprema adoptada este jueves y afronta nueve procesos abiertos en la Justicia, en dos de ellos ya fue condenado y todos están relacionados con casos de corrupción.

Publicidad

Publicidad