Pompeo habla de Brexit y Huawei en Londres

AP

El secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo dijo el jueves en Londres que Estados Unidos y Gran Bretaña mantendrán y mejorarán su relación especial una vez el Reino Unido salga de la Unión Europea esta semana.

Pompeo añadió que el malestar estadounidense con la decisión británica de permitir que el gigante tecnológico chino Huawei participe en la red inalámbrica de alta velocidad del país no afectará los lazos.

Publicidad

En momentos en que el juicio político al presidente Donald Trump se acerca a su fin en Washington, Pompeo se reunió con el primer ministro Boris Johnson para reiterar las preocupaciones de Washington sobre Huawei. Pero espera que esas preocupaciones tengan respuesta una vez emerjan los detalles de los límites se impondrán a la compañía y con avances en la tecnología de comunicaciones, recalcó.

Pompeo restó importancia a temores de que la presencia de Huawei en la red británica de 5G pudiera afectar gravemente el intercambio de datos de inteligencia entre los llamados “Five Eyes”, una asociación de países anglófonos formada por Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Publicidad

“La relación es profunda. Es fuerte. Va a continuar”, dijo Pompeo en un evento con el secretario de relaciones exteriores de Gran Bretaña Dominic Raab antes de reunirse con Johnson. “Confío en que trabajando juntos para determinar cómo se implementa esa decisión lo haremos bien”.

“Estamos tratando de explicar el argumento, como lo hemos hecho con cada país, de que poner tecnología de Huawei en cualquier parte de tu sistema es muy difícil de mitigar y por lo tanto no vale la pena”, dijo.

“Pero a medida en que trabajamos juntos para asegurarnos de que la nueva generación de tecnología es apropiada, segura y opera bajo un sistema de valores occidentales, llegaremos al lugar adecuado”, afirmó Pompeo.

Estados Unidos presiona a sus aliados europeos para que prohíban el uso de Huawei por preocupaciones de que el gobierno chino obligue a la compañía a participar en espionaje electrónico, luego que Beijing promulgó en el 2017 una ley nacional de inteligencia. Funcionarios estadounidenses dicen además que temen que las redes 5G dependen mucho de software, lo que las dejaría vulnerables, y han advertido que tendrían que reevaluar el intercambio de datos de inteligencia con aliados que usen Huawei. La compañía rechaza las acusaciones.

Publicidad

Publicidad