Manifestantes en varias zonas del nordeste de Nueva Delhi desafiaron la prohibición de asambleas de más de cinco personas

AP

El martes se registraron nuevos episodios de violencia en la capital de India, al día siguiente de que al menos siete personas murieran -incluido un policía- y más de 100 resultaran heridas en choques entre cientos de partidarios y opositores a una nueva ley de ciudadanía que excluía a los musulmanes, según la policía.

Manifestantes en varias zonas del nordeste de Nueva Delhi desafiaron la prohibición de asambleas de más de cinco personas, lanzaron piedras y prendieron fuego a algunos comercios y vehículos, según un agente de policía. Algunas casas fueron apedreadas.

Publicidad

Los choques coincidieron con una reunión del primer ministro de India, Narendra Modi, con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el segundo día de su visita a India.

La situación era tensa pero estaba bajo control, indicó el policía, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a informar a la prensa. Policía y fuerzas paramilitares enviaron refuerzos para contener los choques.

Publicidad

Más de 100 personas resultaron heridas en la violencia desde el lunes, según New Delhi Television.

Siete personas murieron el lunes, indicó el portavoz policial Anil Kumar, que no tenía cifras de heridos el martes.

La policía empleó el lunes gas lacrimógeno y porras para cargar contra los manifestantes en varios puntos de la capital. Los grupos rivales se arrojaron piedras y quemaron viviendas, comercios, vehículos y un surtidor de gasolina. La policía cerró dos estaciones de metro en la zona.

Un policía murió en los choques tras ser alcanzado por piedras, indicó el policía Anuj Kumar. Once agentes resultaron heridos por piedras cuando intentaban separar a grupos rivales, según la policía.

También el lunes, nacionalistas hindúes y grupos comunistas celebraron marchas a favor y en contra de Estados Unidos en Nueva Delhi.

India ha sufrido brotes de violencia desde que el Parlamento aprobó una ley de ciudadanía en diciembre que facilita la naturalización de miembros algunas minorías religiosas nacidos fuera del país, pero no musulmanes.

Las voces críticas afirman que el país avanza hacia una prueba religiosa de ciudadanía. En un gran mitin en Ahmedabad tras la llegada de Trump el lunes, el presidente ensalzó la historia india de tolerancia religiosa, señalando que muchos credos “oran lado a lado en armonía”.

Publicidad

Publicidad