AFP

Los sacerdotes se encuentran particularmente expuestos al nuevo coronavirus en Italia. A pesar de que muchos se encuentran en la edad de mayor riesgo, no quieren renunciar a sus visitas a los enfermos y a oficiar funerales en presencia de los familiares más cercanos del fallecido.