AFP

España volvió el lunes a dar signos de progreso en su férrea batalla contra el coronavirus, que, por el contrario, amenaza con ensañarse esta semana con Estados Unidos y llevó al hospital al primer ministro británico Boris Johnson.