AFP

China esperaba esto desde hacía tres meses. El martes, por primera vez, el país no anunció ninguna muerte de COVID-19, horas antes de que se levante el cierre de la ciudad de Wuhan, epicentro de la enfermedad.