Jerusalén Internacionales -  18 de abril 2020 - 10:39hs

Clérigos ortodoxos celebran festividad de la Luz Sagrada

Un pequeño grupo de clérigos cristianos celebraron la ceremonia de la Luz Sagrada en la Iglesia del Santo Sepulcro el sábado en Jerusalén. La pandemia del coronavirus impidió a los fieles participar del antiguo y misterioso rito ortodoxo.

Entraron al Edículo, una cámara construida en el lugar donde los cristianos creen que Jesús fue enterrado y resucitó después de la crucifixión. Salieron con velas encendidas por un fuego misterioso que según los fieles es un mensaje divino. La fuente del fuego es un secreto celosamente guardado.

Los clérigos de diversas denominaciones ortodoxas recorrieron la iglesia vacía, entonando oraciones que despertaban ecos en los muros.

En años anteriores, la iglesia estaría atestada de peregrinos, cada uno con su vela, y la luz se reflejaría en los muros varias veces centenarios. La ceremonia, junto con otras de la Semana Santa, fue realizada de manera acorde con la prohibición de aglomeraciones.

Israel ha reportado más de 13.000 casos de coronavirus y 158 muertes.

Disposiciones especiales permiten que prelados eclesiásticos lleven la llama sagrada a comunidades ortodoxas en el extranjero. Los dignatarios que llegan en busca de la llama la recibirán en sus aviones y regresarán inmediatamente a sus países.

El rito se remonta a unos 1.200 años atrás. Las iglesias ortodoxas festejan la Pascua esta semana.