EEUU Internacionales -  29 de abril 2020 - 15:25hs

EEUU: Armada demora decisión sobre capitán de portaviones

La Armada estadounidense ampliará la investigación de las circunstancias en torno a la propagación del coronavirus a bordo del portaviones Theodore Roosevelt, con lo cual demora la decisión sobre si reintegra al capitán de la nave, que fue despedido después de pedir protección para sus tripulantes.

El secretario de la Armada en funciones, James E. McPherson, dijo en un breve comunicado que la investigación inicial era insuficiente: “tengo preguntas sin respuesta que la indagación preliminar ha identificado y que solo se pueden responder mediante una investigación más profunda”, afirmó.

Se estudiarán las comunicaciones y medidas de la conducción en la cadena de mando en el Pacífico, incluso anteriores al brote inicial de coronavirus a fines de marzo, dijeron fuentes oficiales.

Hace algunos días, McPherson y el jefe de operaciones navales, almirante Mike Gilday, se reunieron con el secretario de Defensa, Mark Esper, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Mark Milley, para analizar la recomendación de la Armada de reintegrar al capitán Brett Crozier al mando de la nave.

“Ordeno al almirante Gilday que realice una investigación adicional sobre el mando”, dijo McPherson. “Esta investigación se basará en el buen trabajo de la investigación original para comprender mejor la secuencia de sucesos, medidas y decisiones de la cadena de mando en torno al brote de COVID-19 a bordo del USS Theodore Roosevelt”.

Se prevé que la investigación ampliada durará no más de 30 días, según un funcionario de la defensa que habló bajo la condición de anonimato al anticiparse al comunicado de McPherson.

La nueva investigación de Gilday probablemente indagará en cómo comenzó el brote y cómo se lo manejó, así como el temor de Crozier de que sus superiores no actuaban con suficiente rapidez para proteger a la tripulación del virus. Esos superiores incluyen probablemente al contralmirante Stuart Baker, comandante de la flotilla del portaviones que se encontraba a bordo del Roosevelt con Crozier; el vicealmirante William R. Merz, comandante de la flota del Pacífico; el almirante John C. Aquilino y el almirante de mayor graduación en el Pacífico, Phil Davidson, titular del comando indo-pacífico.

Más de 900 tripulantes del Roosevelt han contraído el COVID-19; uno de ellos murió. Es el brote más grave en las fuerzas armadas de estadounidenses, que buscan establecer un equilibrio entre la protección de sus efectivos y la realización de sus tareas de defensa.