AFP

La Organización Mundial de la Salud (OMS) que pidió poder participar en las investigaciones de Pekín sobre el origen del virus, afirmó el viernes que este es de "origen natural", mientras que el presidente estadounidense, Donald Trump, sostiene que fue creado en un laboratorio chino.