EFE

Al cabo de ocho semanas de confinamiento los negocios no esenciales en California volvieron a abrir sus puertas hoy en búsqueda del "maná" de las ventas previas al Día de la Madre, que se celebra este domingo, y en algunos casos fue tal la emoción que se registraron multitudes y el distanciamiento social fue una quimera.