Manila Internacionales - 

Duterte relaja la cuarentena en Manila

El presidente filipino Rodrigo Duterte ha decidido relajar la cuarentena en la capital, epicentro de las infecciones de coronavirus en el país, una medida riesgosa en una crisis en que la economía se ha debilitado y el gobierno gasta recursos para ayudar a la alimentación de millones de familias pobres confinadas en sus moradas.

Duterte dijo el jueves en la noche que la zona metropolitana de Manila adoptará el lunes una cuarentena más flexible después de dos meses de confinamiento vigilado por la policía y el ejército que restringió la movilidad pública y la mayoría de las actividades económicas. La economía se contrajo en el primer trimestre en lo que constituye su racha de mayor debilidad en dos décadas.

Más actividades laborales y comerciales, así como el transporte público, tendrán permitido reanudarse conforme a la nueva decisión, aunque seguirán vigentes el distanciamiento social, el uso de mascarillas y otras medidas de seguridad. Las clases continuarán suspendidas.

Duterte hizo el anuncio televisivo horas después de que el Departamento de Salud informara de un incremento brusco de 539 contagios en un solo día, más de 60% de ellos en la congestionada capital. Esto aumentó el total de casos en el país a 15.588, incluyendo 921 muertes.

El mandatario advirtió que el peligro dista de estar superado.

“Recuerden que toda la nación continúa en cuarentena”, declaró. “El Estado tiene todo el derecho de controlar sus movimientos si transmiten un contagio a la población”.

En otros acontecimientos en la región de Asia-Pacífico:

— Corea del Sur informó de 58 casos nuevos de coronavirus, todos en la zona de Seúl, mientras las autoridades se apresuraban a contener los contagios relacionados con un enorme almacén de comercio electrónico cerca de la capital.

Las cifras anunciadas por los Centros de Corea para el Control y la Prevención de Enfermedades aumentaron el viernes el total a 11.402 infecciones y 269 muertes.

El primer ministro Chung Sye-kyun pidió a las autoridades que examinen las condiciones laborales en los almacenes de las compañías de ventas en línea, cuyos pedidos aumentaron durante la epidemia, y de otros lugares de trabajo congestionados donde exista posibilidad de que el riesgo de infección sea alto.

Corea del Sur ha informado de 177 casos nuevos de COVID-19 en los últimos tres días, un nuevo incremento que amenaza con suprimirle algunos de sus avances logrados con dificultades frente al virus y empeorar lo que ya es un fuerte golpe a su economía dependiente del comercio. La producción industrial del país cayó 6% en abril respecto del mes anterior, la mayor declinación desde diciembre de 2008, porque los brotes y cuarentenas afectaron las exportaciones, dijo el viernes Estadísticas Corea.

— China volvió a reportar el viernes que no registró ningún aumento diario de casos de coronavirus ni tampoco más muertes. Sólo 70 personas continúan hospitalizadas para atenderlas de COVID-19 y 414 más se encuentran aisladas y vigiladas debido a la posibilidad de que tengan la enfermedad o porque dieron positivo sin mostrar síntomas.

El país acumula un total de 4.634 muertes por la enfermedad entre 82.995 casos.

FUENTE: AP