Atlanta Internacionales - 

Policía de Atlanta trata de patrullar pese a ausencias

El Departamento de Policía de Atlanta aseguró el jueves que aún puede vigilar la ciudad a pesar de que algunos oficiales se están ausentando en protesta por los esfuerzos para reformar los cuerpos policiales.

La alcaldesa Keisha Lance Bottoms también insistió en que el departamento puede operar de manera efectiva a pesar de la reacción negativa de algunos oficiales a los planes de reformar a la policía y presentar cargos contra dos agentes involucrados en un tiroteo donde falleció un hombre negro en un estacionamiento.

Paul L. Howard, fiscal de distrito del condado Fulton, dijo que el oficial que le disparó a Rayshard Brooks en la espalda lo pateó y no le dio atención médica por más de dos minutos.

Garrett Rolfe, que es blanco, le disparó a Brooks después de que el hombre negro de 27 años agarró una pistola eléctrica Taser y corrió, disparándole al oficial, dijo el fiscal. Pero cuando el policía disparó su arma, Brooks estaba demasiado lejos como para que la Taser fuera un peligro, y ya había sido descargada dos veces, por lo que estaba vacía y ya no era una amenaza, dijo Howard.

Un abogado de dos testigos dijo el jueves que el tiroteo podría haberse evitado y que los oficiales deben rendir cuentas.

“Como muestra el video, esto podría haberse evitado simplemente dejándolo escapar, dándole otro día, pero en cambio una familia ha perdido a un padre, un ser querido, un amigo”, dijo el abogado Shean Williams en una conferencia de prensa el jueves. “Esta comunidad ha perdido a un hombre”.

El miércoles, el fiscal anunció un cargo de asesinato contra Rolfe y un cargo de asalto agravado contra un segundo oficial, Devin Brosnan, quien, según el fiscal de distrito, estaba sobre el hombro de Brooks mientras éste luchaba por su vida.

La decisión de procesarlos se produce mientras ha habido protestas en todo el país la muerte de George Floyd, un hombre negro que falleció estando detenido por policías blancos en Minneapolis a finales de mayo.

El Departamento de Policía de Atlanta tuiteó el miércoles por la noche que tenía más agentes de lo normal reportando ausencias, pero que tenía “suficientes recursos para mantener las operaciones y poder responder a los incidentes”.

Una encuesta realizada por The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research dice que, comparado con hace cinco años, hoy más estadounidenses creen que la brutalidad policial es un problema muy serio que con demasiada frecuencia se queda sin sancionar y afecta desproporcionadamente a los negros.

FUENTE: AP

En esta nota: