AFP

Cada año a finales de junio miles de cuadrúpedos son sacrificados en la ciudad de Yulín, al sur de China, en la famosa "Fiesta de la carne de perro". Pero este año, el coronavirus salvará la vida de algunos.