El anegado sur de China se prepara para más tormentas

AP

La cuenca del Río Yangtsé, una región que ya ha sido devastada por las inundaciones este año, esperaba cinco días más de intensas lluvias, según las previsiones el miércoles de la agencia meteorológica china.

Al menos 141 personas han muerto o desaparecido por las crecidas en todo el país.

Publicidad

En un avance positivo, el nivel en el mayor lago de agua dulce de China empezó a bajar tras batir un récord el lunes. El Ejército había levantado diques temporales en un intento de evitar que el Lago Poyang se desbordara sobre la ciudad de Lushan, en la provincia suroriental de Jiangxí.

Las inundaciones estacionales han obligado a 1,5 millones de personas a evacuar sus casas en lo que va de mes, según el diario oficial People's Daily, que citó al Ministerio de Gestión de Emergencias. Las inundaciones han afectado a pueblos, granjas y muchas zonas del sur de China.

Publicidad

El Ministerio de Agricultura declaró el segundo nivel más alto de emergencia y envió equipos a Jiangxi y otras cuatro provincias para ayudar a las labores de auxilio y minimizar los daños.

El miércoles se esperaba lluvia en nueve provincias, según la agencia meteorológica nacional. La provincia de Sichuan, el suroeste, podría registrar entre 10 y 12 centímetros (de 4 a 5 pulgadas) de lluvia por hora.

Las inundaciones de este mes obligaron a demorar dos días los exámenes de acceso a la universidad para más de 2.000 estudiantes cerca del Río Yangtsé en la provincia de Anhui. Se supone que todos los alumnos del país deben examinarse los mismos días.

Las peores inundaciones de China en los últimos años se produjeron en 1988, con más de 2.000 muertos y casi 3 millones de hogares destruidos.

Publicidad

Publicidad