Tanto Sacyr como GUPC aseguran que seguirán defendiendo en las distintas instancias internacionales.

EFE

La constructora Sacyr tendrá que reintegrar 240 millones de dólares (206 millones de euros) a la Autoridad del Canal de Panamá por los sobrecostos en las obras de ampliación del Canal, según el laudo dictado por la Cámara Internacional de Comercio, con sede en Miami.

Este laudo, de cuyo contenido ha informado este viernes la constructora española, contradice la decisión anterior de la Junta de Resolución de Conflictos (Dispute Arbitration Board), que reconoció el 50 % de la reclamación que había efectuado el consorcio Grupos Unidos por el Canal (GUPC), del que forma parte Sacyr, con una participación del 41,6 %.

Publicidad

Tanto Sacyr como GUPC aseguran que seguirán defendiendo en las distintas instancias internacionales sus argumentos en las reclamaciones que consideran justas.

El laudo conocido hoy establece que GUPC debe devolver a la Autoridad del Canal de Panamá esos 240 millones de dólares, tras no atender a sus reclamaciones en relación con la composición del basalto y la fórmula del hormigón empleado en aquella obra.

Publicidad

El laudo sí reconoce al consorcio 25 millones de dólares aproximadamente en concepto de gastos adicionales de laboratorio y por la existencia de fallas no detectadas en el terreno

Esta reclamación suponía el 8,8 % del total de las interpuestas por el consorcio y sus socios.

En la nota difundida este viernes, Sacyr asegura que su situación financiera es estable y ello le permitirá atender a esa obligación sin comprometer su solvencia financiera ni los proyectos en los que ahora está inmersa, centrados en la promoción y gestión de activos concesionales.

Publicidad

Publicidad