AFP

Playas desiertas, tiendas sin abrir y cientos de hoteles con las puertas cerradas. Phuket, preciado destino turístico en Tailandia, lleva seis meses sin recibir turistas extranjeros y sus habitantes intentan organizarse para sobrevivir al desastre económico..