AFP

La figura grabada de un gato gigante fue descubierta recientemente en una pendiente en las Líneas de Nazca, un sitio del patrimonio mundial de la Unesco en el sur de Perú que abarca cientos de geoglifos.