AFP

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, pierde a un aliado estratégico en Donald Trump, pero tiende la mano al presidente electo estadounidense Joe Biden, que hace renacer esperanzas en los palestinos tras años de asperezas con el multimillonario republicano.