AFP

Después de años de maltratos y una pelea judicial para liberarlo, Kaavan, un elefante que vivía en un zoológico paquistaní, fue trasladado a una reserva de animales. Para despedirlo, sus admiradores le organizaron una animada fiesta de despedida.