EEUU Internacionales -  13 de diciembre 2020 - 16:47hs

Más donaciones, pero organismos en EEUU luchan con pandemia

A pesar de las cantidades récord de donaciones en este año, los efectos de la pandemia asfixian a las organizaciones no lucrativas en el país que se enfrentan a una demanda de ayuda y costos desorbitantes, pero ahora se han visto despojados de su propio sistema de apoyo, incluidos voluntarios y eventos presenciales para recaudar fondos.

Diciembre suele ser el mes en que más fondos recaudan los organismos, ya que Navidad y las deducciones del final del año fiscal generan un flujo de donaciones . La temporada de campañas festivas de las que dependen los organismos, grandes y pequeños, se desarrolla en un momento en que resurge la pandemia que ha infectado a más de 16 millones de personas y matado a casi 298.000 sólo en Estados Unidos.

El Ejército de Salvación, que ya está 18% por debajo de financiamiento en este año, pronostica que su campaña Red Kettle (Tetera Roja) recaudará la mitad de lo que hizo en 2019. Eso representa una caída de 60 millones de dólares de la emblemática recaudación de fondos que se ha visto afectada por la pandemia de varias formas.

Miles de ubicaciones de teteras fueron eliminadas porque los comercios que alguna vez las acogieron han tenido que cerrar y el tránsito peatonal se ha reducido cuando muchas personas optan por quedarse en casa. Su grupo de voluntarios que tocan las campanas es más pequeño ya que muchos ayudantes mayores — algunos vestidos de Santa Claus — son incapaces de participar porque están en alto riesgo de contraer COVID-19. Incluso hay una escasez nacional de monedas, en parte porque las compras durante la pandemia son cada vez más digitales.

También se anticipa que las tiendas de segunda del Ejército de Salvación , otra fuente de financiación, recauden 150 millones de dólares menos en este año.

El grupo caritativo cristiano pronostica que 6,6 millones de personas — 155% más que el año pasado — buscarán ayuda entre el Día de Acción de Gracias y Navidad, ya sea por comida, juguetes y asistencia para alquiler al expirar los moratorios de desalojo.

“Las cifras de personas a quienes ayudamos están fuera de lo común y no sentimos preocupados por los niveles de entrega que tenemos hasta ahora”, dijo Kenneth Hodder, comandante nacional de Estados Unidos en el Ejército de Salvación.