AFP

Al menos 3.000 hondureños salieron el viernes en una caravana hacia Estados Unidos con la esperanza de mejorar sus condiciones de vida, pero antes tendrán que sortear las restricciones impuestas en Guatemala y México