AFP

Hace un año Wuhan parecía una ciudad fantasma con habitantes muy asustados, pero este sábado la metrópolis china conmemora el primer aniversario de su confinamiento con una mezcla de orgullo, por haber superado el trauma del covid, y cautela ante una posible recaída.