Las Palmas de Gran Canaria Internacionales -  29 de marzo 2021 - 15:48hs

Barco con bandera panameña es retenido en España con 18 toneladas de hachís

Las Palmas de Gran Canaria (España), 29 mar (EFE).- Un barco con al menos 18 toneladas de hachís, cuyo valor en el mercado ilícito puede superar los 225 millones de euros (casi 267 millones de dólares), ha sido aprehendido en el Atlántico por las autoridades españolas, en colaboración con las francesas, tras cuatro meses de seguimiento en una operación en la que han sido detenidos tres tripulantes ucranianos. ,El Servicio de Vigilancia Aduanera español interceptó el buque a 315 kilómetros al sur

Un barco con al menos 18 toneladas de hachís , cuyo valor en el mercado ilícito puede superar los 225 millones de euros (casi 267 millones de dólares), ha sido aprehendido en el Atlántico por las autoridades de España , en colaboración con las francesas, tras cuatro meses de seguimiento en una operación en la que han sido detenidos tres tripulantes ucranianos.

El Servicio de Vigilancia Aduanera español interceptó el buque a 315 kilómetros al suroeste de la isla atlántica de Gran Canaria, explicaron este lunes responsables de la operación.

Semanas de seguimiento iniciado a principios de diciembre de 2020 condujeron a la captura de uno de los mayores alijos de hachís intervenidos hasta la fecha por España, a bordo del Albatros Guard, de bandera panameña , y a la detención de sus tres tripulantes ucranianos.

 Embed      

El hachís estaba distribuido en más de 600 fardos repartidos por el barco "en todas partes", incluso en el puente de mando, explicó la delegada especial en las islas atlánticas de Canarias de la Agencia Tributaria española, Carmen Guillén.

Guillén declaró a los periodistas que el valor de la droga podría haber alcanzado los 225 millones de euros de venderse al menudeo por gramos, conforme a estimaciones a partir de sus precios en el mercado ilícito.

La operación "Avio" culminó así una labor previa de seguimiento desarrollada a lo largo de cuatro meses por la Oficina de Inteligencia Marítima de Vigilancia Aduanera en Galicia, en el noroeste de España.

 Embed      

Las investigaciones, en las que colaboraron el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado de España y la Dirección Nacional de Inteligencia e Investigaciones Aduaneras de Francia, arrancaron tras detectarse el paso por aguas gallegas del Albatros Guard después de haber partido del puerto de Den Oever (Países Bajos) el 7 de diciembre.

El barco levantó sospechas, por ser un pesquero con algunos años que acababa de cambiar de propietarios y que partía al mar sin equipamiento para la pesca a la que presuntamente iba a dedicarse. También se observó que se dirigía hacia diversos puntos de la costa occidental de África sin misión aparente y regresaba rumbo a Europa.

El buque fue interceptado el pasado viernes en aguas internacionales y, custodiado por un patrullero de Vigilancia Aduanera, llegó este domingo a la Base Naval de la Armada española en Las Palmas de Gran Canaria.