Chile Internacionales -  15 de octubre 2021 - 08:35hs

Candidatos chilenos de oposición prometen cambiar el sistema privado de pensiones

Los tres candidatos presidenciales chilenos de oposición se comprometieron a reformar el cuestionado sistema de pensiones manejado por compañías privadas.

Tres candidatos presidenciales chilenos de oposición se comprometieron este viernes a reformar el cuestionado sistema de pensiones manejado por compañías privadas y repudiado según las encuestas por una mayoría de la ciudadanía por pagar jubilaciones muy bajas.

"Me comprometo a terminar las AFP" (Administradoras de Fondos de Pensiones), empresas privadas que desde hace cuatro décadas manejan los fondos individuales de jubilación de los trabajadores chilenos, dijo el candidato izquierdista Gabriel Boric, favorito en los sondeos para las elecciones del 21 de noviembre, en un debate organizado por la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi).

En tanto, la candidata de centroizquierda Yasna Provoste, única mujer en la contienda, también prometió reformar el sistema de pensiones si llega al poder, debido al "fracaso de las AFP", lo mismo que el progresista Marco Enríquez-Ominami.

La propuesta de cambiar el sistema jubilatorio fue rechazada por el abanderado de la derecha oficialista, Sebastián Sichel. "Yo no quiero que mi plata [fondo de pensión] lo administre un ente fiscal", dijo en sintonía con su línea crítica a todo lo que tenga que ver con una mayor presencia del Estado en temas sociales como Educación, y Jubilaciones en un modelo de economía ultraliberal.

El candidato de ultraderecha José Antonio Kast propuso hacer algunas reformas al sistema y sugirió mejorar las condiciones de jubilación de los militares, afirmando que ellos "trabajan más" que los civiles.

Esta propuesta es polémica, pues las Fuerzas Armadas poseen un sistema de pensiones especial manejado por el Estado, que concede pensiones muy superiores a las del resto de los chilenos.

La indignación por las bajas jubilaciones fue una de las causas del violento estallido social de 2019, movilización que ha sido canalizada en un proceso constituyente. En Chile existe un clamor por cambiar el sistema de pensiones, pero por ahora no hay una propuesta concreta de modelo que lo sustituya.

Desde septiembre de 2020 y en plena pandemia, el Congreso aprobó tres retiros de 10% cada uno de los fondos acumulados en cuentas individuales en las AFP.

En los tres primeros retiros los trabajadores chilenos sacaron en total 50.000 millones de dólares, según la Superintendencia de Pensiones.

Con estos retiros, ya suman cinco millones de personas de 11 millones de afiliados, que se quedaron sin fondos de jubilación en estas administradoras instauradas hace 40 años bajo la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Buena parte de la actual expansión económica se debe al fuerte aumento del consumo por los retiros y las ayudas del gobierno a las familias, que en el segundo semestre han llegado a 16 de los 19 millones de habitantes.

FUENTE: AFP