Bagdad Internacionales -  25 de abril 2021 - 09:47hs

Ministro de Salud iraquí, suspendido e investigado por explosión en hospital

La misma suerte corrieron el gobernador de Bagdad, Mohamed Jaber al Ata, y al director general del Departamento de Salud de la región de Rusafa, de la que depende el hospital Al Jatib, donde tuvo lugar el siniestro, Abdelghani al Saadi, según el documento.

El Gobierno iraquí decidió este domingo suspender temporalmente de sus funciones y someter a una investigación al ministro de Salud, Hasan Mohamed Abas, por la explosión y el posterior incendio que se produjo esta madrugada en un hospital para pacientes de covid-19 de Bagdad y en el que murieron al menos 82 personas.

Durante una sesión extraordinario del Consejo de Ministros se decidió "retirar la confianza al ministro de Salud y remitirlo a una investigación", informó en un comunicado la oficina de prensa del primer ministro iraquí, Mustafa al Kazemi.

La misma suerte corrieron el gobernador de Bagdad, Mohamed Jaber al Ata, y al director general del Departamento de Salud de la región de Rusafa, de la que depende el hospital Al Jatib, donde tuvo lugar el siniestro, Abdelghani al Saadi, según el documento.

Los tres serán investigados por su presunta responsabilidad en el suceso por una comisión formada por los titulares de los ministerios de Planificación y Justicia, un representante del Parlamento los presidentes de las Comisión de Integridad y de la Oficina Federal de Supervisión Financiera, encargadas estas últimas de investigar casos de corrupción.

Paralelamente, las autoridades iraquíes están investigando las causas de la explosión de botellas de oxígeno que provocó el incendio.

Anteriormente habían sido destituidos de sus cargos el director y el jefe de mantenimiento del hospital siniestrado.

La comisión iraquí de Derechos Humanos como los participantes en algunas manifestaciones de familiares de víctimas del hospital Al Jatib y de jóvenes indignados que se formaron de forma espontanea en distintos puntos de Bagdad y se disolvieron sin incidentes en las primeras horas del domingo habían pedido en las horas previas al Consejo la dimisión del ministro de Salud.

El Consejo de Ministros también aprobó una indemnización de un millón de dinares iraquíes (unos 685 dólares) a los familiares de cada una de las víctimas del siniestro.

La suspensión temporal del ministro de Salud se produce en un momento en que Irak, uno de los países con más casos de covid-19 en todo Oriente Medio con algo más de un millón, registra cifras récords de contagios diarios.

FUENTE: EFE