Israel Internacionales -  6 de junio 2021 - 08:50hs

Netanyahu niega "incitar" a la violencia a sus partidarios

"Hay una línea muy frágil entre la crítica política y la incitación a la violencia", Benjamin Netanyahu.

El primer ministro israelí saliente, Benjamin Netanyahu, acusado de intentar intimidar a los partidarios de un posible gobierno de coalición cuyo objetivo principal es sacarlo del poder, negó este domingo haber hecho cualquier "incitación a la violencia" entre sus partidarios, en un contexto político tenso, que preocupa a los servicios de seguridad.

El sábado de noche, el jefe del Shin Bet --inteligencia interior israelí--, Nadav Argaman, abandonó su habitual reserva para advertir contra "un aumento de los discursos que incitan a la violencia, sobre todo a través de las redes sociales" internautas.

Instó a los políticos de todos los partidos a "pedir tajantemente poner fin a estos discursos", que pueden ser "percibidos por algunas personas o grupos como una especie de licencia para cometer actos de violencia", que pueden inclusive llevar a provocar "heridas mortales ".

Una parte de la prensa local de este domingo vio en este comentario una advertencia al primer ministro saliente Netanyahu, quien actualmente presiona a los legisladores para convencerlos de abandonar su apoyo al proyecto de gobierno de coalición dirigido por su adversario, el centrista Yair Lapid.

"Hay una línea muy frágil entre la crítica política y la incitación a la violencia (...) y no se puede decir que, cuando la crítica viene desde la derecha, se trata de una incitación a la violencia y que, cuando proviene de la izquierda, es en uso justificado de la libertad de expresión", se defendió este domingo Netanyahu ante miembros ejecutivos de su partido, el conservador Likud.

"Condeno toda incitación a la violencia", agregó, calificando a estos llamados de "ilegítimos".

Netanyahu afirmó ser el objetivo de una campaña "más seria" contra él y sus allegados y tildó de "gobierno de izquierda peligroso" a la coalición heterogénea formada por Lapid con dos partidos de izquierda, dos de centro, tres de derecha (incluido Yamina, una formación de derecha nacionalista radical) y el árabe islamista Raam.

El voto de confianza del Parlamento, último paso para formalizar este primer gobierno sin Netanyahu desde hace más de 12 años, podría tener lugar el miércoles de esta semana o el lunes 14 de junio, de acuerdo a los medios israelíes.

En estos últimos días, los seguidores del primer ministro saliente han organizado manifestaciones frente a los hogares de varios miembros del partido Yamina, encabezado por Naftali Bennett, que se espera en principio se encuentre a la cabeza del gobierno, de acuerdo a los términos de un acuerdo para compartir el poder con Lapid.

FUENTE: AFP

En esta nota: