Docentes y directivos de centros educativos ganadores viajaron a Medellín para capacitación en innovación del proceso de enseñanza.

Docentes y directivos de centros educativos ganadores de la 4ta edición del Concurso Nacional por la Excelencia Educativa viajaron a la ciudad de Medellín, en Colombia, para capacitarse en innovación del proceso de enseñanza.

Como parte de los premios obtenidos en la edición 2019 del Concurso Nacional por la Excelencia Educativa, 14 directores y 22 docentes participaron en un taller en técnicas para promover la inspiración y el uso de nuevas herramientas que lleven a redescubrir y reinventar su rol desde el pensamiento innovador explorando las posibilidades que el nuevo mundo proporciona. La capacitación tuvo una duración de una semana en la ciudad de Medellín, Colombia y está contemplada una sesión de seguimiento en el mes de abril.

Publicidad

Durante el taller se compartió con los docentes elementos fundamentales para la búsqueda de la excelencia en la educación.

Según explicó Adriana Ampudia, representante de la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa, quien acompañó a los docentes en su viaje de capacitación, “Los docentes han comentado que a partir de este momento su forma de pensar sobre la evaluación cambió, sienten que es esencial el adaptarse a los cambios y al esquema de aprendizaje que exige el nuevo orden global. La capacitación nos invita a enriquecer la comunicación, la narración, el diseño de experiencias en el aula de clases, el pensamiento visual, que básicamente es una estrategia para la organización de clases y proyectos, permitiendo la aproximación al conocimiento de una manera estructurada y organizada apostándole a la innovación educativa, como fuente de desarrollo de talento y bienestar”.

Publicidad

Combined Shape Created with Sketch.

Fue una excelente experiencia para todos, se aprovecharon al máximo los 5 días de trabajo.

El sistema educativo panameño está principalmente orientado al aprendizaje a través de la memorización y los expertos internacionales indican que para desenvolverse en el mundo de hoy se requieren otras habilidades tales como el pensamiento crítico, análisis y capacidad de toma de decisiones. La Srta. Ampudia también hizo referencia, a que se le debe dar seguimiento a estas nuevas técnicas de estudio, “los docentes y directivos deben hacer eco de la importancia de romper paradigmas y recibir de manera abierta este llamado a descubrir el nuevo mundo y la nueva educación que le exige, tomando en cuenta que son fundamentales para un crecimiento sostenido del país”. Otro de los puntos que se trabajaron es en cómo desarrollar el talento en los alumnos y prepararlos para la 4ta revolución industrial, la exploración de diferentes estrategias de evaluación para el aprendizaje y el disfrute dentro del aula de clase entre otros. Señaló.

Ana María Betancur, facilitadora y experta de la capacitación dictada por la empresa Castores, comentó que a pesar de que se habla de innovación en otras industrias, adaptarlas a educación es un reto; más aún cuando los docentes están acostumbrados a la educación tradicional, “este grupo ha sido muy receptivo; se han tenido que enfrentar con prácticas y métodos nuevos, teniendo como resultado buenos análisis, conversaciones de valor y entendiendo que se pueden obtener resultados muy positivos adaptándonos a este nuevo mundo en que vivimos”

Ganadores del Concurso Nacional por la Excelencia Educativa se capacitan en Medellín.

La segunda parte del taller se efectuará en Ciudad de Panamá en abril del presente año. En esta oportunidad vendrán los facilitadores al país para revisar cómo ha sido el proceso de implementación de las nuevas competencias adquiridas por los docentes.

Para Aida Alfaro, directora ejecutiva de la Fundación, “perfeccionar nuestros docentes es una inversión que no puede esperar. Un docente llega a atender a un aproximado de 1,000 estudiantes en su carrera y tiene un rol fundamental en el desarrollo sostenible de un país. Creemos fielmente en invertir en medición y perfeccionamiento para estar permanentemente en un proceso de mejora continua donde se evalúe, se capacite, se implementen cambios y se vuelva a medir. Mediante este círculo virtuoso es que se logrará la profunda transformación que requiere nuestro sistema educativo.” Agregó Alfaro.

Publicidad

Publicidad