César Camaño

Noviembre y diciembre son sinónimos de días libres y dejar la casa sola es la gran preocupación de quienes deciden viajar. Pero existe una herramienta que se puede convertir en un vigilante permanente, se trata del timbre inteligente.