La colección otoño/invierno de Jason Wu, apostó por la monocromía severa y sensual que vistió, entre otras, a la brasileña Adriana Lima en la Semana de la Moda de Nueva York, mientras que Minkoff mostró su ambivalencia en una mujer sexy de noche.