CARACAS Música -  21 de febrero 2014 - 20:41hs

Centenares dan su último adiós a Simón Díaz

Con su propia música de fondo Simón Díaz fue despedido el viernes por cientos de dolientes, algunos vestidos con trajes típicos, que corearon sus canciones en un cementerio del este de Caracas donde el cantautor venezolano tendrá su descanso final.

Al ritmo de temas como "La vaca mariposa", "Mercedes" y el clásico "Caballo Viejo" que le dio fama mundial, el más querido músico folklórico fue honrado por familiares, amigos y admiradores, adultos y niños, que rezaron, sollozaron y cantaron acompañados de un grupo de música llanera que tocaba el arpa, cuatro y maracas, los instrumentos típicos venezolanos.

"Honró su origen, honró su familia, honró su patria", expresó su hija Bettsimar, parada con sus hermanos y su madre, Betty de Díaz, junto al féretro cubierto con la bandera nacional.

"Quise poner mi vida al servicio de lo que él también creyó, y hasta el sol de hoy Dios me lo ha permitido: unir a los venezolanos en un sentimiento tierno, auténtico, bonito", añadió la hija. "De las virtudes de papá la primera es la gratitud. Todo aquel que le do la mano tenía en él un amigo eterno. Entre sus otras virtudes estaba la generosidad; no tenía nadie que darle nada para él darlo todo".

Díaz falleció el miércoles en su casa en Caracas luego de un largo padecimiento. Tenía 85 años.

Su deceso generó conmoción en el país, que actualmente enfrenta una difícil situación luego de más de una semana de protestas callejeras en Caracas y otras ciudades del interior.

Aunque los días previos muchos no lograron llegar a verlo en capilla ardiente debido a las protestas y el cierre de calles, la capital amaneció más tranquila el viernes, con sólo algunos restos de barricadas camino al cementerio.

El octogenario cantante Luis López, quien mantuvo una amistad de décadas con Díaz, lo recordó como "un gran venezolano".

"Nadie va a llenar el vacío de Simón Díaz", expresó López, conocido en su país como el Ruiseñor de Oriente. "Seguirá en el corazón de todos los venezolanos".

"Él va a seguir con nosotros porque nos ha sembrado en el corazón de todos nosotros los venezolanos y de la gente del mundo también, con su 'Caballo Viejo' y otras más", expresó por su parte el locutor y cantante Cándido Vente, otro amigo.

Las composiciones de Simón Díaz, difundidas por artistas que incluyen a Julio Iglesias, Caetano Veloso, Plácido Domingo, Mercedes Sosa, Celia Cruz, Rubén Blades y Richard Claydermann, evocaban la más auténtica comunión entre el hombre y la naturaleza.

Su voz mantuvo vivo por décadas el canto a las faenas de ordeño y el arreo de ganado, que parecía condenado a la extinción por el desarrollo tecnológico y la interminable migración del campesino a la ciudad. Su obra profundamente provinciana, se extendió a todo el mundo, a los más variados géneros musicales, a todos los tiempos.

Gipsy Kings, un grupo flamenco del sur de Francia, tuvo su mayor éxito con "Caballo Viejo (Bamboleo)". El tema original de Díaz, de acuerdo a registros de la industria discográfica, ha sido traducido a 12 idiomas y se ha grabado en más de 350 versiones, lo que la coloca entre las 20 canciones más grabadas en la historia de la música.

En el 2008, por una iniciativa de sus admiradores, Díaz recibió el premio del Consejo Directivo de la Academia Latina de la Grabación, que otorga el Latin Grammy. Un grupo llamado Venezolanos en Hollywood, conformado en 2007 por cineastas, productores, actores, técnicos, camarógrafos, maquilladores, lanzó una campaña de recolección de firmas a través de Facebook y consiguieron que lo distinguieran en la víspera del Grammy Latino.

Nacido el 9 de agosto de 1928 en el poblado agrícola de Barbacoas, a unos 110 kilómetros al sur de Caracas, Díaz compuso más de 200 canciones y grabó 70 álbumes, el primero de ellos en 1963. Varios los hizo con otro inmortal y curiosamente poco conocido músico venezolano, Hugo Blanco, autor de "Moliendo café".

Además de cantante y compositor, fue actor, comediante y productor de radio y televisión.

En esta nota: