Raúl López

Durante 22 años, Howard fue una base militar de los Estados Unidos, pero hoy se perfila como una zona de desarrollo económico. Inversionistas del primer mundo han puesto sus ojos en ella para hacer negocios.

Publicidad