Kathyria Caicedo

Fernando Aguilar, Rodrigo Ureña y Arles Arauz, los tres agentes del Servicio de Protección Institucional (SPI), ya enfrentan cargos.

Luego que se diera a conocer estos tres agentes del SPI brindaron protección a David Murcia Guzmán, dueño de DMG, durante su estancia en Panamá, se abrió una investigación en la Fiscalía Anticorrupción.

Publicidad

No obstante, tras llevar adelante las investigaciones a Aguilar, Ureña y Arauz se le formularon cargos por delitos contra la administración pública.

Publicidad