Todo parecía indicar que Juan Carlos Varela dejaría en manos de Alcibiades Vásquez, el mando del partido Panameñista, pero no sucedió.