Kathyria Caicedo

Caminando o en autobuses llegan los devotos del Cristo Nazareno al pueblo de Atalaya, en la provincia de Veraguas. Gratitud es el principal motor que mueve a los creyentes hasta la comunidad de Atalaya para venerar al Cristo.

Desde el pasado Miércoles de Cenizas se encuentran los devotos del Cristo acampando en el parque cercano a la Basílica Menor San Miguel Arcángel. Algunos esperan el domingo, cuando la celebración religiosa llegue a su punto culminante durante la eucaristía y la procesión.

Publicidad

Para esta actividad se ha establecido un dispositivo de seguridad integrado por más de 600 unidades de la Policía Nacional.

Publicidad