Denise Lara

Tras responder con mucha seguridad el cuestionario de doce preguntas ante la Asamblea Nacional posteriormente la Defensora del Pueblo, Patria Portugal, tuvo que someterse a un interrogatorio por parte de los diputados del pleno, donde bajó el tono de sus respuestas y se le notó nerviosa.

El primero en exigir respuesta a Portugal, fue el diputado de la bancada PRD, Leandro Ávila, quien la cuestionó sobre la fecha de creación de una de las empresas y los criterios bajo los cuales fue seleccionada, la cual no fue respondida completamente por la funcionaria, quien expresó "aquí se hizo un trabajo que se refirió a satisfacción".

Publicidad

Portugal espetó al diputado Ávila que sus palabras lo que buscaban era generar suspicacia y que no se lo permitiría. "Yo prefiero que usted me de un balazo en la cabeza, a que me destruya mi nombre".

Seguido se levantó el diputado de la bancada Panameñista, José Luis Varela, quien apeló a la moralidad de Portugal preguntándole si le parecía apropiado dar un contrato de un cuarto de millón de dólares a una empresa familiar, a lo que ésta respondió "yo no quiero defender a una empresa porque no es asunto mío, ¿es pecado, es inmoral darle trabajo a una gente que comienza? Para usted será inmoral, para mí no es inmoral darle oportunidad a una persona que empieza, que ya tenía referencia".

Varela amplió su cuestionamiento a Portugal, señalando que mientras que la empresa Imaginarium Studio aparece registrada desde el 24 de noviembre de 2011, y tres meses y 20 días después se dio el contrato con la Defensoría, a un monto de 250 mil dólares.

Igualmente, el diputado panameñista preguntó a Portugal si conocía que la compañía En Avant S.A., a la que se otorgó un contrato por 200 mil dólares para capacitación, era propiedad, tenía relación con la compañía antes mencionada. Según la Defensora conoció al respecto a través de los medios de comunicación. "Si eso fue cierto, si eso pasó, yo no tenía conocimiento de eso".

Nuevamente, Varela cuestionó a Portugal sobre si sabía al momento de la contratación que la dueña de En Avant S.A. era amiga y excompañera de trabajo en la Policía Nacional de la Jefa de Compras de la Defensoría, Leila Hassan. La respuesta de Portugal a esta pregunta fue vaga y confusa. "No sé si eran amigas, pero la señora Leila viene de la Policía, mi asistente viene de la Policía, tengo varios funcionarios que vienen de la Policía", posteriormente dijo "... y sí lo sabía".

Publicidad