Viola Guevara Gallimore

Hambre, frío, malos caminos fue lo que vivieron por cuatro días un grupo de madres de familia de estudiantes de unas 10 escuelas de la comarca Ngabe Buglé, quienes protestan por el mal estado de los planteles educativos donde sus hijos reciben clases.

Caras de cansancio y tristeza, fue lo que se vio por parte de estas madres de familia y sus hijos quienes dejaron de lado los páramos que tuvieron que pasar para llegar hasta la comunidad de Santa Fe en Veraguas y luego a la ciudad de Santiago, para enviar un mensaje el presidente de la República y la ministra de Educación, Marcela Paredes de Vásquez.

Publicidad

Lo que estas madres de familia y estudiantes piden es que las autoridades visiten la comunidad de Valle Bonito en la comunidad Ngabe Buglé y vean en las precarias condiciones que se encuentran las escuelas rancho del lugar. Decretaron un paro en los centros educativos.

Publicidad