Viola Guevara Gallimore

Un padre de familia puede invertir un poco más de 300 dólares al adquirir tecnología para sus hijos. Una computadora, una memoria usb y una impresora dejaron de ser un lujo y se han convertido en una necesidad para que los estudiantes puedan complementar en casa, lo aprendido en clases.