CSS: En Panamá 40% de los menores de 9 años padecen de sobrepeso y obesidad. Foto/AFP

Linda Batista

De acuerdo con la Caja de Seguro Social (CSS), el 40% de los niños menores de 9 años padecen de sobrepeso y obesidad, asimismo, cada día más niños son diagnosticados con depresión infantil.

Según la Encuesta de Niveles de Vida de 2008, el 11 % de los niños menores de 5 años son obesos, el 27 % de los niños entre 5 y 9 años están con obesidad o sobrepeso y el 25% de nuestros adolescentes también sufre de esta enfermedad.

Publicidad

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta. Pero además de estos mayores riesgos futuros, los niños obesos sufren dificultad respiratoria, mayor riesgo de fracturas e hipertensión, y presentan marcadores tempranos de enfermedad cardiovascular, resistencia a la insulina y efectos psicológicos”.

La obesidad es considerada como un problema de salud global, el cual se ha ido incrementado en los últimos años, prueba de ello, los informes revelados en el Censo de Salud Preventiva destacan que un 46 % por ciento de la población panameña, que supera los 40 años, padece algún grado de sobrepeso u obesidad.

La CSS define la depresión como un trastorno del estado de ánimo, que se manifiesta en un niño cuando enfrenta una situación de tristeza de mayor intensidad y duración.

La entidad de salud plantea que existen varios tipos de trastornos depresivos, y explicó que los más comunes son el trastorno depresivo mayor que presenta síntomas que interfieren con la capacidad de estudiar, dormir, comer y disfrutar de la actividades que antes eran placenteras.

Trastorno distímico es un tipo de depresión menos grave, que incluye síntomas de largo plazo que no incapacitan pero interfieren con el funcionamiento y el bienestar del niño, y provoca un deterioro frecuente del rendimiento escolar y de la interacción social.

La entidad insta a los padres de familia a cuidar la salud de los infantes y adolescentes a fin de prevenir complicaciones en la vida adulta y permitir que el menor experimente una infancia apropiada.

Publicidad