Grupo de Lima condena muerte de militar bajo arresto y pide a la ONU "actuar sin dilación". Foto/Archivo

Odalis Núñez

Los países del Grupo de Lima condenaron este domingo el asesinato del Capitán de Corbeta venezolano Rafael Acosta Arévalo y expresan su solidaridad a su familia.

Esto, luego que el Gobierno de Nicolás Maduro confirmó ayer sábado la muerte de Acosta Arévalo, quien “había sido capturado por hombres armados el 21 de junio y presentado ante un juez siete días después, el 28 de junio, con visibles signos de tortura”, indicó un comunicado de la Cancillería de Panamá.

Publicidad

La gravedad de su estado de salud llevó al juez a remitirlo a un centro hospitalario, donde falleció este 29 de junio.

Acosta Arévalo fue detenido y bajo custodia del Estado por su presunta implicación en una conspiración.

"El Grupo de Lima repudia las continuas prácticas de detenciones arbitrarias y torturas a la que el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro somete a quienes considera sus opositores”, sostuvo.

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Venezuela, miembros del Grupo de Lima también solicitaron a la comunidad internacional, en especial a la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a “actuar sin dilación” para que los derechos de los venezolanos sean restablecidos y su integridad protegida.

Publicidad