Jermaine Cumberbatch

Los residentes del área de Panamá Este viven encerrados entre verjas, cerraduras y candados en los que han invertido para impedir el ingreso de los delincuentes a sus residencias y locales comerciales. Algunos aseguran que la Policía hace su trabajo, pero es el sistema judicial el que falla y suelta a los días a los ladrones.