Panamá Nacionales -  2 de octubre 2019 - 19:20hs

Arquidiócesis de Panamá desarrolla proceso canónico por casos que involucran a sacerdotes

La Arquidiócesis de Panamá ofreció este miércoles detalles sobre las investigaciones y el proceso canónico que se lleva a cabo con relación a casos donde varios sacerdotes se han visto involucrados en conductas inapropiadas y escandalosas.

El padre Luis Núñez explicó que la Iglesia Católica tiene normas particulares y un Código de Derecho Canónico que rige a todos los bautizados, el cual se divide en siete libros, siendo el sexto y el séptimo los que establecen los procesos y las sanciones por las faltas cometidas ya sea por laicos, religiosos o clero.

El proceso canónico inicia con la aplicación de medidas cautelares tales como la separación del sacerdote que esté siendo investigado, posteriormente se avanza con la investigación por parte de la jurisdicción correspondiente, en este caso la Arquidiócesis de Panamá, que actualmente mantiene a cuatro sacerdotes separados de sus funciones.

Al culminar el proceso de investigación y recolección de pruebas tanto testimoniales, documentales, vídeos entre otras, el caso es llevado ante la Congregación de la Doctrina de la Fe, para que allí se continúe con el proceso y se tome la decisión sobre la sanción que se impondrá al religioso involucrado.

La Congregación de la Doctrina de la Fe es un tribunal encargado de estudiar los casos y dictar sentencia con relación a los delitos cometidos por los sacerdotes. Cuenta con peritos, abogados y canonistas.

Núñez detalló que la finalidad de la sanción es restaurar la justicia, buscar la conversión de quien ha cometido la falta y reparar el escándalo y el sufrimiento de la comunidad. Una de las penas más graves es la suspensión del Ministerio Sacerdotal, sin embargo aclaró que puede ocurrir que al finalizar el proceso el sacerdote sea reintegrado a sus funciones.

El arzobispo José Domingo Ulloa, enfatizó que según la nueva connotación y exigencia del Papa Francisco, las sentencias que se dicten en la actualidad serán públicas, con nombre y apellido del implicado, mientras que anteriormente solo se daban a lo interno de la iglesia.

Por su parte, Monseñor Rafael Valdivieso, indicó que la Arquidiócesis está tomando acciones ante los casos registrados, entre las que mencionó campañas de prevención y la formación en temas relacionados con sexualidad, el abuso de poder, salud mental, entre otros aspectos.

Ulloa añadió que además se está constituyendo un equipo interdisciplinario con profesionales para atender los casos de abuso, al tiempo que hizo un llamado a todo aquel que tenga conocimiento sobre posibles casos a que lo denuncien formalmente para proceder con las investigaciones correspondientes.

Cabe mencionar que en el último caso registrado se encuentran involucrados en conductas inapropiadas los sacerdotes Rogelio Topin, Orlando Rivera y Karl Madrid, quienes se mantienen separados de sus funciones y deberes como presbíteros, luego de que un sitio web expuso un video en el que se aprecia cómo un ciudadano extranjero denuncia ser utilizado y vejado por su situación de migrante en el país por estos sacerdotes, a los cuales supuestamente servía a través de favores sexuales.

Además grabó al sacerdote Topin cuando sostenían un encuentro y se dirigían a un sitio de ocasión, y se mostraron mensajes de texto a través de la aplicación WhatsApp, en los que se observan lugares, nombres y direcciones.

 Embed      

 Embed