Panamá Nacionales -  22 de octubre 2019 - 18:10hs

Cuenca del Canal de Panamá presenta el segundo registro de precipitación más bajo en 70 años

El Canal de Panamá informó que para este año fiscal 2019 la precipitación (lluvia, llovizna, granizo) en la Cuenca Hidrográfica que alimenta esta vía es la segunda más baja en los últimos 70 años, lo que provocó que el nivel de los lagos que abastecen de agua a más de la mitad de la población estén por debajo del promedio.

"De acuerdo con los registros del Canal de Panamá, la altura de precipitación en la cuenca del Canal en el año fiscal 2019, entre el 1 de octubre de 2018 y el 30 de septiembre de 2019, alcanzó 2035 milímetros; solo superada por la registrada en el año fiscal 2015, que fue de 2027 milímetros", indicó en un comunicado el Canal.

El déficit en la precipitación es de 660 milímetros en el año fiscal, lo que quiere decir que está un 24.5% por debajo del promedio histórico anual, que es de 2695 milímetros.

Agrega el comunicado que diciembre del 2018 fue el diciembre más seco, con apenas una precipitación de 25 milímetros. Pero incluso explican que las precipitaciones de cada uno de los 12 meses del 2019 han estado por debajo del promedio histórico.

El comunicado señala que el fenómeno de El Niño ha condicionado las bajas precipitaciones desde octubre del 2018 hasta septiembre del 2019.

Y sobre octubre del presente año indican que la Cuenca ha estado un 30 % por debajo del promedio histórico mensual, siendo el volumen o altura de precipitación más bajo de la historia para un mes de octubre.

"A causa de esta baja precipitación, el nivel de los embalses de Gatún y Alhajuela, de donde se toma el agua para las potabilizadoras que abastecen a más de dos millones de personas, ha estado durante todo el año muy por debajo de su nivel promedio".

El comunicado finaliza asegurando que esto ha afectado la capacidad del lago Gatún, que suple con agua el tránsito de buques por el Canal, la que está, además, se ha visto perjudicada por el incremento de la temperatura del aire que se ha aumentado en los últimos 10 años, con variaciones de aproximadamente un grado y medio Celsius, provocando una pérdida adicional de agua por evaporación.

 Embed