La sociedad civil tiene clara la agenda de trabajo en la que deberá enfocarse el próximo procurador.