El monseñor José Domingo Ulloa adelantó que se podrán celebrar bodas y funerales

Teiga Castrellón

El monseñor José Domingo Ulloa adelantó a RPC Radio que están trabajando afanosamente en los protocolos a cumplir para la reapertura de los templos católicos contemplada en la segunda fase.

Publicidad

Ulloa destacó que en vista de que el aforo en las iglesias se verá reducido, según lo estipulan las disposiciones del Ministerio de Salud (Minsa), la Arquidiócesis ha previsto aumentar las eucaristías por día.

"Por ejemplo los domingos habían tres eucaristías ahora habrán cinco, en algunos los horarios van a cambiar, ya que entre celebración y celebración se desinfectarán los templos", explicó Ulloa, quien agregó que ya se le están pidiendo los horarios a los párrocos.

El líder católico acotó que los "Comité Parroquiales COVID-19" serán los encargados de que se cumplan las normas emanadas del Minsa para que los templos sean lugares seguros.

Ulloa le adelantó a todos los fieles católicos que quedan dispensados del precepto dominical, en vista de que la capacidad en las iglesias se verá reducida a un 25% y les aconseja seguirlas a través de los canales de televisión o las plataformas virtuales.

Sobre los bautizos el monseñor indicó que se aplazarán hasta que se dé una mayor apertura, solo se harán bautizos de emergencia.

Sin embargo sobre los matrimonios y los funerales señaló que sí se realizarán en esta segunda fase.

"La gente va poniento matrimonio igual fiesta, en esta segunda fase no se puede hacer fiestas, pero si alguien quiere casarse no se le va a impedir, siempre y cuando el templo tiene una capacidad de 50 personas al rito sacramental solo pueden ir 50 personas, lo mismo para los funerales", agregó Ulloa.

Publicidad