Canal de Panamá

EFE

El Canal de Panamá "podría verse afectado en 20 % de sus tránsitos" en el peor de los escenarios a causa de la crisis por la pandemia de la COVID-19, dijo este miércoles el administrador de la vía, Ricaurte Vásquez.

"En caso extremo" el Canal, por donde pasa el 6 % del comercio mundial, "podría verse afectado en 20 % de sus tránsitos", pero "no tenemos un visión fatalista, el mundo seguirá realizando comercio internacional (...) vamos a encontrar alternativas de comercio para seguir trabajando", afirmó Vásquez.

Publicidad

El presupuesto de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) para el año fiscal 2020, aprobado antes de la crisis del coronavirus, prevé ingresos por 3.426,1 millones de dólares, y un aporte al fisco panameño de 1.824,1 millones de dólares.

En un seminario virtual organizado por Moody's, el responsable de la ACP señaló que en los primeros seis meses del año fiscal, que va de octubre a septiembre, los resultados de la operación estuvieron incluso por encima de lo presupuestado, pero a que partir de abril comenzó a sentirse el impacto de la pandemia.

Vásquez habló sobre los cambios en el comercio internacional derivados tanto de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, los dos principales usuarios de la vía, como de la pandemia en desarrollo.

"Hay un reacomodo que la COVID-19 acelera" y que afecta los "procesos de distribución y manufactura", y la gran interrogante es cuánto tiempo tomará este ajuste "para poder normalizar el comercio con reglas diferentes, desde normas sanitarias hasta proteccionismo no arancelario".

Esos cambios se pueden observar en el Canal, donde "el crecimiento de la manufactura que cruza no ha crecido a la velocidad" prevista, el segmento de autos se ha visto severamente castigado, mientras que se registra "mayor movimiento por ejemplo de materias primas".

Y otro factor es el reto es el acceso al agua que requiere la operación del Canal, que ya ha aplicado medidas para hacer un uso más eficiente del recurso y busca nuevas fuentes, por lo que analiza la posibilidad de desalizar agua del mar.

En el contexto cambios en el comercio internacional Vásquez dijo que la ACP tendrá que ser más agresiva en "buscar posibilidades de mercados".

"Tenemos que considerar la posibilidad de ir a jugar con el cliente de nuestro cliente (...) son los nuevos paradigmas ... y los vamos a enfrentar", afirmó.

Vásquez también destacó la importancia de la economía de EE.UU. para el Canal, porque dos terceras partes de lo que pasa por ella sale o se dirige al gigante norteamericano.

Sobre el impacto de la COVID-19 en las operaciones de la vía, Vásquez dijo que el compromiso es no cerrarla, que la ACP trabaja con el persona indispensable con turno alargados y que considera que durante dos años se trabajará dentro de concepto de emergencia sanitaria.

El Canal de Panamá, que conecta más de 140 rutas marítimas y 1.700 puertos en 160 países, fue construido por EE.UU. a principios del siglo pasado, que lo transfirió al Estado panameño el 31 de diciembre de 1999.

La APC inauguró en junio de 2016 la primera ampliación de la vía, lo que le ha permitido registrar aportes récord a fisco en los últimos años.

Publicidad