El ministro para Asuntos del Canal de Panamá, Aristídes Royo

EFE

El ministro para Asuntos del Canal de Panamá, Aristídes Royo, agradeció este jueves a Chile su "enorme apoyo" en la histórica lucha por la recuperación y traspaso de la vía interoceánica al país centroamericano.

"Ahora mismo tengo mi corazón en Chile (...) he recordado el enorme apoyo que Chile le dio siempre a la causa panameña en esa lucha generacional por los tratados del Canal", dijo Royo en una conferencia virtual organizada por la embajada de Panamá en el país austral.

Publicidad

El Canal de Panamá fue construido y administrado por EE.UU. desde su inauguración en 1914, y su transferencia fue plasmada en los Tratados Torrijos-Carter firmados en 1977, producto de años de negociaciones entre ambos países.

Pero no fue hasta el 31 de diciembre de 1999 cuando oficialmente Panamá recibió la vía, bajo el mandato de Mireya Moscoso (1999-2004), la única mujer presidenta panameña hasta el momento.

Chile es el cuarto usuario del Canal de Panamá, después de EE.UU, China y Japón. Actualmente, el 27 % de las exportaciones chilenas pasan por la vía interoceánica, por la que también transita el 6% del comercio mundial, recordó Royo.

"Para nosotros, Chile es un país sumamente importante", recalcó el ministro, quien mantenía un encuentro virtual con el embajador de Panamá en el país suramericano, Mario Velázquez, al celebrarse cuatro de años de la ampliación de la vía acuática.

Así, Royo señaló que "ojalá Chile sea la hada madrina (de Panamá) el día que se inscriba en la Alianza del Pacífico".

CUATRO AÑOS DE LA AMPLIACIÓN

El pasado 26 de junio se cumplieron cuatro años de la inauguración de la ampliación del Canal de Panamá, "el mayor proyecto de infraestructura" que se ha realizado desde la apertura original, según destacó en un escrito administrador del Canal, Ricaurte Vásquez Morales.

La ampliación ha ayudado a aumentar en un 48% la participación de la vía en el mercado para los buques que viajan desde el noreste de Asia a la costa este de los Estados Unidos, en la que la conectividad marítima creció más del 20% desde 2016.

En estos cuatros años, la vía interoceánica ha reducido más de 55 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) y se proyecta que ahorrará hasta 160 millones de toneladas para el 2026.

Ante la llegada de la pandemia, el administrador aseguró que pueden "mitigar los efectos del coronavirus", pues sus dos primeros trimestres fiscales "se mantuvieron firmes a medida que la crisis evolucionaba".

El Canal de Panamá, que conecta más de 140 rutas marítimas y 1.700 puertos en 160 países, aportó al fisco 1.786,41 millones de dólares, otra cifra récord marcada tras la entrada en vigor en 2016 de la ampliación de la vía.

Publicidad