Las personas deberán contar con mascarilla y limpiarse los zapatos

Odalis Núñez

A partir del lunes 17 de agosto de 2020, se realizará la apertura parcial de los templos parroquiales de la Arquidiócesis de Panamá, así lo confirmó una circular firmada por el arzobispo metropolitano, Monseñor José Domingo Ulloa.

Esto, tras cinco meses de cierre de los templos parroquiales, por el incremento de los contagios en las provincias de Panamá y Panamá Oeste, a pesar que la reactivación de los oficios religiosos se permitió en la reapertura del segundo bloque, Ulloa en reiteradas ocasiones expresó que estos abrirían sus puertas cuando fueran lugares seguros y de paz espiritual.

Publicidad

De acuerdo con la circular, el Comité de Higiene y Salud COVID-19 de la Arquidiócesis consideró oportuno realizar la apertura parcial “al ver algunos signos positivos de control de los casos”.

“Hemos establecido que las aperturas de los templos serán en cada lugar según la realidad en la que están viviendo, correspondiendo al Párroco junto al Comité (parroquial) de Higiene y Salud Covid 19, definir el horario de las misas, de lunes a viernes, pues el sábado y el domingo son los días señalados por las autoridades de salud para la cuarentena total”, indicó la  Arquidiócesis.

Recomiendan que mientras duren las salidas por sexo y cédula, adecuar el horario de cada día pensando en dar oportunidad para la participación de los fieles según estos parámetros. 

Exhortan a los feligreses a seguir con la eucaristía a través de los medios digitales pensando especialmente en los adultos mayores y personas en riesgo. 

Algunas de las normativas generales para la reapertura de los templos y celebraciones litúrgicas consideradas por la Conferencia Episcopal Panameña son:

1. Tener preparado el templo parroquial, según las medidas de bioseguridad ya establecidas, y con las pegatinas o letreros indicativos del comportamiento de los fieles durante la celebración.

2. Cumplir con el aforo establecido por ahora para el templo (25%).

3. Contar con el equipo de atención de los fieles, para la toma de temperatura, control de registros, la limpieza de las manos, el uso adecuado de la mascarilla y del distanciamiento físico. 

4. Contar con el equipo para desinfectar el templo.

Además queda contemplado la realización de bautizos, bodas, funerales; e impartir la confesión y la comunión en horarios específicos, manteniendo estrictamente el aforo y las medidas de bioseguridad. 

Los feligreses encontrarán que las sillas con una señal y solo se permitirá que ingrese el 25% de su capacidad

Agregan que en la medida que podamos avanzar en la atención de los fieles, podremos incrementar los horarios de la misa. 

“Dado el caso que en el área se diera un alto índice de rebrote, el Párroco junto al Comité parroquial de Higiene y Salud Covid 19, buscando el bien común, la paz y seguridad que debe tener el templo, tomará la decisión de suspender temporalmente la apertura”, puntualizó la circular.

Publicidad