El director de la Caja de Seguro Social de Panamá Enrique Lau y otras autoridades

Nimay González

El Director de la Caja de Seguro Social de Panamá (CSS), Enrique Lau, dio a conocer este jueves que frente a la situación actual con la constructora española FCC, ha dado instrucciones al equipo legal para que inicie un proceso de resolución administrativa del contrato de construcción de la Ciudad de la Salud.

Publicidad

“Ese proceso nos debe llevar a ir identificando una serie de incumplimientos que el contratista ha tenido en el desarrollo de esta obra y que me voy a reservar porque forma parte de las estrategias que estamos desarrollando para poder culminar felizmente con esta obra, pero ustedes pueden estar seguros que nosotros frente a esos desmanes y a esos incumplimientos no nos vamos a quedar indiferentes, no queremos que nuestras palabras sean utilizadas en los foros internacionales y tergiversadas de ninguna manera. Sí les puedo decir que estamos cumpliendo con el debido proceso y el anuncio de haber instruido a mis asesores legales para la resolución administrativa de esto, es parte de ese proceso”, declaró Lau en conferencia de prensa.

Benicio Robinsón, director ejecutivo legal de la CSS, detalló que inicialmente están empezando la comunicación al contratista y con la afianzadora, de que se va a comenzar el proceso de resolución, lo cual lleva a un espacio donde el contratista puede descargar las reclamaciones que se le están haciendo.

Conferencia de prensa sobre FCC y Ciudad de la Salud

Conferencia de prensa sobre FCC y Ciudad de la Salud #CSS #Panamá #CSScoronavirus

Posted by Caja de Seguro Social Panamá on Thursday, September 3, 2020

“Esto quiere decir que según el contrato, vamos a entrar en una mesa de diálogo por 30 días en la cual la CSS podrá negar la pretensiones del contratistas o aceptarlas, una vez que esto pase, si nosotros mantenemos la intención de la resolución ellos vana darse por notificados en el portal y la afianzadora podrá subrogarse o apelar ante el Tribunal de Contrataciones Públicas que podrá decidir entre 6, 8, 10 meses, un año, o un año y medio; y después de eso el que salga afectado tendrá dos meses para poder anteponer su acción ante la Corte Suprema de Justicia, Sala Tercera, tendremos que esperar el proceso que puede tomar entre 3 a 4 años la decisión de la Corte, para quedar en una sentencia en firme, cosa juzgada”, detalló.

Lau explicó que en el mes de febrero del presente año, se había anunciado la culminación de una conversación con el contratista, sin embargo, no se concretó debido a que el mismo no firmó el memorando de entendimiento en donde se comprometía a cumplir con lo que se había planteado en ese entonces.

Posteriormente, frente a la crisis de pandemia, el 4 de agosto la CSS en ejercicio de lo establecido en el contra le pide a la empresa que le informe y cotice el costo que tendrían las adecuaciones para la atención de pacientes con COVID-19 en la Ciudad de la Salud, sin embargo, el contratista respondió que quería un contrato distinto, lo cual fue rechazado debido a que el contrato original establece que la CSS podía solicitar modificaciones a la obra, tras lo cual el 25 de agosto la empresa le envió una carta donde le pide la disolución del contrato de la construcción de este proyecto y con eso dar por terminado sus compromisos con la CSS, aduciendo causas de fuerza mayor.

La CSS le contestó al contratista “rechazando sus pretensiones de resolver ellos el contrato porque de ser así el país quedaría desprotegido de cualquier reclamación y por otro lado, le hemos enviado una resolución del Ministerio de Salud donde se le autoriza a reiniciar las obras de la Ciudad de la Salud y al mismo tiempo los conminamos a que ellos nos contesten la solicitud que le hicimos de que estamos interesados en hacer estas obras de emergencia que modifican el contrato original”, indicó Lau.

Adicionalmente la empresa FCC interpuso una demanda en el Tribunal Internacional de Arbitraje, donde a través de un procedimiento de emergencia pretende evitar que la CSS pudiera en algún momento ejercer la fianza de cumplimiento, la cual es de unos 55 millones de dólares, mientras que la fianza de anticipo asciende a cerca de 38 millones.

Ante esto, se ha tenido que “contratar expertos que representen a la CSS y por ende al Estado panameño frente a estas pretensiones que rechazamos rotundamente. Queremos dejar muy claro que la CSS hará todo lo que sea necesario dentro del marco de la ley para preservar los derechos y garantizar esos activos que le han costado tanto a este país y haremos todo lo necesario para ponerlos al servicio de la patria”, señaló.

Cabe mencionar que la Fase 1 del proyecto Ciudad de la Salud mantiene un 71% de avance, la Fase 2 tiene 64%, la Fase 3 tiene 37% y la Fase 4 25%, en conjunto, de acuerdo al análisis de la Contraloría General de la República, el avance global es de 65%.

Publicidad